Portada del libroEste es el primer libro de Lorna Martin, una periodista de Glasgow que decide contarnos su experiencia en una terapia psicoanalítica intensiva de tres sesiones semanales durante un año.

Es interesante porque es una historia real, contada con humor y sinceridad, fácil de leer y amena a la vez que reflexiva.

Explica con acierto la clave del cambio terapéutico: el compromiso con un trabajo de terapia intensivo (va a sesión 3 veces por semana, algunas de ellas a las 7 de la mañana) y la perseverancia ante la incomodidad y el desagrado que le supone a la protagonista afrontar cara a cara que las explicaciones que había encontrado hasta ese momento para entender su vida, ocultaban más que revelaban la verdad.

El compromiso con la terapia y la perseverancia ayudan a la protagonista a asumir la responsabilidad de sus propios actos. Se permite pensar en momentos de su vida en los que hasta entonces no se había permitido pensar y todo ello le ayuda a ver que muchos de sus sentimientos hasta entonces negados y rechazados como inaceptables, como la rabia y los celos, son humanos y es necesario admitirlos para trascenderlos.

Si queréis saber más, podéis consultar (en inglés) la página personal de la autora.